Archivo de la etiqueta: Viaje

ILO ILO se viste de fiesta con el DINAGYANG /// ILO ILO dress itself for party for the DINAGYANG

ILO ILO se viste de fiesta con el DINAGYANG

Mi recorrido por los festivales en las islas Visayas llega a su fin y me preparo para una no tan triste despedida, ya que he prometido volver dentro de unos meses.

  ¿Que es el dinagyang? ¿Que es Ilo Ilo?

  ILO ILO es el nombre de la ciudad donde a finales de Enero se celebra el festival de DINAGYANG, otro de los grandes festivales de visayas.  (La web: http://dinagyangsailoilo.com/)

  Llegué a Ilo Ilo un día antes de que las mayores atracciones del festival dieran comienzo. El día 23 de enero tras un interesante y somnoliento pasaje de doce horas de ferry desde Cebu, me planté en la ciudad de Ilo Ilo. Fue un día sencillo, llegar, recoger el pase de prensa, dar una vuelta para familiarizarse con el terreno y a descansar.

Sabado 24, Kasadiahan.

  El kasadiahan es una de las dos competiciones de performances o espectáculos que conforman el principal programa del Dinagyang. Durante toda la mañana una serie de grupos recorren los seis escenarios esparcidos por el centro de la ciudad llevando a cabo sus actuaciones. La procesión no es en si emocionante, pero es altamente aconsejable conseguir un asiento alrededor de los escenarios, las actuaciones, son impresionantes.

  Se trata de actuaciones mas tradicionales, donde la temática es histórica y cultural. La llegada de los españoles, las luchas en las islas Visayas contra los musulmanes o la llegada de los malayos y como (según se dice) los nativos acabaron vendiéndoles sus tierras. Son algunos ejemplos de las actuaciones que se pueden presenciar este primer día.

  Alrededor de cuatro horas sin descanso de grupos de entre 70 y 150 personas actuando, danzando, saltando y sonriendo vestidos en vivos colores. No es algo que se pueda describir con palabras cuando una cincuentena de personas totalmente coordinadas bailan al rededor de escenarios y elementos de decoración monumentales.

  Cabañas, paneles, plataformas y otros elementos son arrastrados con milimétrica precisión por el pavimento en total coordinación con los bailarines y bailarinas al son del sonido producido por animadas bandas de música. Como buen fotógrafo siempre buscaba una escena, perdiéndome cosas que pasaban en el lado opuesto, otras veces simplemente impresionado dejaba las cámaras colgar de mis hombros admirando el conjunto de una escena que empequeñece la mayoría de los musicales o obras de teatro a los que he asistido a lo largo de mi vida.

  Entusiasmado esa misma tarde no creí cuando me decían que no había sido nada comparado a lo que llegaría el día siguiente.

Domingo 25, ATI ATIHAN

  Que equivocado estaba.

  Como buen profesional (espera, esos son los que cobran, verdad?) me planté pronto a la mañana para coger un buen sitio. Si, ya iba avisado, el día anterior había tenido bastante libertad de movimiento con mi pase de prensa, pero durante el ati atinan nos lo dejaron claro, sentaditos y sin movernos. No podia ser tan malo, una silla en primera fila prometía un buen espectáculo.

  Pero no se me da bien esperar. Así que dejando la protección de mi sitio en manos de una fotógrafa que había conocido el día anterior (http://www.ashlibrookephotography.com/) me dirijo al grupo de guerreros que descansan antes de la primera actuación.

  Un par de trucos de cartas relajan el ambiente entre los militares que vigilan y hace que en menos de lo que canta un gallo me vea rodeado de plumas, telas y un nutrido grupo de filipinos pintarrajeados y preparados para el espectáculo. Las cartas relajan el tenso ambiente antes de la actuación y entre risas me ofrecen unos cuantos retratos antes de la actuación.

  Toca sentarse, y no nos hacen esperar mucho.

  Cinco paneles cubren la calle de las miradas de un publico impaciente.

Expectación, enormes objetivos y pesadas cámaras asoman sobre mis hombros, acechando.

Ashli sonríe y me desea suerte. Sonrío.

  Me sobresalto cuando los paneles comienzan a moverse, me hecho la cámara a la cara, abro ambos ojos, visualizando la escena y encuadrando con mi cámara al mismo tiempo, estoy preparado, o eso pienso.

  CUANTOS SON? La pregunta queda perdida en la excitación del momento, una cuarentena de guerreros ati atinan vestidos con faldas de paja y brillantes colores han aparecido  en escena. Nadie presta atención al grupo de mas de treinta músicos que hacen vibrar la escena, los guerreros comienzan a moverse.

Las plataformas móviles permiten visualizar cuatro filas de guerreros que con los brazos extendidos parecen saludar al sol. Y tras varios movimientos echan a correr cargando ferozmente en nuestra dirección. El ATI ATIHAN HA COMENZADO.

  Tras la primera actuación miro a Ashli, comparamos algunas fotos y vibramos de excitación, no sobra el tiempo, la siguiente actuación esta casi preparada, va a ser una larga mañana, larga, exhausta y maravillosa.

Los grupos, compuestos cada uno de una media de entre 30-40 músicos, 20-50 ayudantes, 50-80 bailarines, 50-100 guerreros y aveces otros ayudantes y coros se presentan y actúan uno tras otro.

  Varias horas después me encuentro sujetando el sombrero chino protegiendo mis cámaras de una lluvia torrencial, los guerreros y preciosas bailarinas actúan en la lluvia mientras la mayoría de fotógrafos echan a correr o se afanan en cubrir sus cámaras con fundas de plástico y otros. Los bailarines siguen bailando y sus sonrisas parecen incluso mas amplias bajo la lluvia.

  La lluvia cesa pronto  y nos permite disfrutar de la ultima actuación. No puedo hablar de todo lo que he visto, comentar cada actuación y cada historia, hablar de cada uno de los paneles, plataformas, muñecos y decorados a menudo de mas de cuatro metros de altura. Hablar de las danzas de los guerreros, de los saltos de los bailarines, de los disfraces, los trajes… El DINAGYANG HAY QUE VIVIRLO!

———————————————————————————————————————————

ILO ILO dress itself for party for the DINAGYANG

My days in the visayas island get to their end and I get repaired to leave with a not so sad goodbye, cause I promised to come back some months after.

  What’s the Dinagyang? What’s Ilo Ilo?

  ILO ILO in the name of the city where in the last part of January the Dinagyang festival is celebrated, one go the greatest in Visayas and in Philippines. (Website:  http://dinagyangsailoilo.com/ ).

  I reached Ilo Ilo a day before the highlights of the festival start. The january 23th after a long ferry passage (12 hours) from Cebu I arrived in the city. A simple day, arrival, get the media pass, go around to check the place and rest.

24 Saturday KASADIAHAN

  The Kasadiahan is one of the two performance contest conforming the highlights of the program of the festival. During all the morning some groups move around the streets from one stage to the other doing their performances. The parade is not espectacular, but is highly recommended to get a seat in one of the 6 stages, the performances are… incredible.

  The Kasadiahan is centred in the culture and tradition of the zone, the performances are around topics like the arrival of the Malaysians and how after some fights the locals sold them the island, the arrival of the Spanish, the impose of the christianity and others.

  During four to five hours groups of 70 to 150 persons act, dance, jump and smile dressed in beautiful colours. Is something that words can’t describe, when fifty person in exact coordination dance around gigantic decoration elements.

  Huts, panels, platforms and other elements move straight and backwards and from left to right in a perfect precision and coordination with the dancers following the musicians command. I, like a good photographer always look for the good picture, but the scene is so huge and too many things happen at the same time. Sometimes I just let my cameras rest in my shoulders and observe the whole. Totally amazed, admiring a scene that makes small most of the musicals and theatre representations I had seen all over my life.

  That same afternoon i didn’t believe when they told me the Kasadiahan was nothing compared to the Ati Atihan.

25 Sunday ATI ATIHAN

  I was wrong.

Like a good profesional (wait, that ones are the ones who get paid, right?) I came early in the morning to get the best seat. Yes, they told us the past day, we will not have that much movement freedom that second day. It wouldn’t be that bad, a chair in the first line, just pair of meters of the performance, promise of a good spectacle.

  But I’m not good at waiting. So I stand up, leave my seat surveillance in the hands of a nice photographer I met the past day (http://www.ashlibrookephotography.com/) and walk all the way to the place where the dancers rest before the act.

  A pair of card tricks relax the atmosphere preceding the performance and make me be surrounded by feathers and tribal customs with at least 20 ati atihan warriors staring at me. This grants me some nice portraits and nice laughs, but soon the whistle sounds and everyone has to prepare,

  I take my way back to my seat.

Five panels cobers the street from the view of a impatient public.

Expectation, enormous lenses and heavy cameras looking above my shoulders, wait.

Asli smiles and wish my good luck. I smile back.

  But my smile is even bigger when the panels move to both sites, I put my camera in my face, composing, but looking with my other eye the whole scene. I’m prepared, Or so I think.

  HOW MANY!? The question looses itself in the excitement of the moment, at least forty Ati Atihan warriors stand in four lines on the stairs of a movie platform. Their customs in bright yellow and red colours follow their movements commanded by the music played by more than thirty musicians.

  It doesn’t takes long before the warriors charge to us in a frenetic run, and the dance came closer. The ATI ATIHAN has started.

  After the first act I look at Ashli, we sow each other some photos and speak about the performance, no for long, the next performance group is prepared, this is going to be a exhaustive, long and beautiful morning!

THe groups, each including between 30 and 40 musicians, 50 to 80 dancers, 50 to 100 warriors and usually another 50 to 70 persons helping with the decoration and others come by one after another amazing us with their performances.

  Few hours later I find myself in the middle of a tactic retry, most of the photographers run away or cover their expensive gears with plastics or towels behind a heavy rain, cooked faster than a instant noodle soup pot. I don’t mov from my place, covering my camera with my hat I adjust the light and keep shooting. The dancers still dance, no matter the rain, their smiles look to be bigger.

  The rain doesn’t endure and give us a rest to witness the last of the performances. I can’t speak about everything I’ve seen, not even sow you, too many things, too many photos. Hundreds of dancers passing in front of me, platforms panels and puppets meters high, jumps, souths, drums… THE DINAGYANG HAVE TO BE EXPERIENCED!

IMG_0328 IMG_6172 IMG_6091 IMG_6083 IMG_5819 IMG_5645 IMG_5549 IMG_5407 IMG_5238 IMG_5206 IMG_0662 IMG_0635 IMG_0549 IMG_0539 IMG_0417

Días de invierno

  Es bastante apropiado decir que este invierno para mi ha sido de solo cinco días y es que los últimos dos inviernos los he pasado en climas cálidos.  Ya lo se, hablar del tiempo se hace cuando no tienes nada mas que contar, pero de hecho… Tengo MUCHISIMO que contar.

  Este viaje a visitar a un par de amigos empezó un lunes, tren a Wenling, una pequeña localidad cercana a la ciudad de Taizhou, ciudad sin atractivo turístico alguno, muy industrial y en general fea, muy contaminada y con una mala calidad de aire. Pero allí me encontré exactamente con lo que buscaba.

  Buscaba en esta etapa del viaje sacar fotos sobre la industria del desmantelaje de productos electrónicos en la ciudad, una de las paradas de este tipo de desperdicio mas importantes de china y del mundo. Bueno pues decir que lo conseguí, pude pasar un tiempo en una planta de desmantelaje hablando con los trabajadores y sacando fotos. Muchísimas gracias a yaxiao, quien me acogió en su casa y me ayudo mucho con la búsqueda del sitio.

  Martes a la mañana  tocaba coger un segundo tren a Shanghai, donde también iba a vivir en casa de alguien. Un muy buen amigo del que os he hablado en la anterior entrada del blog. Si, el que se casó. No me extenderé contando sobre mis peripecias en la gran ciudad pero si diré que Shanghai a sido:

-Frio, cultura, arte, ceremonia de te, amigos, sitios altos, muchas luces, gastronomia, latas de sard… digo; metros y mucho mas.

  Sobre lo que si hablare es de dos eventos un poco mas especiales que he podido presenciar durante estos días

– El primero, totalmente improvisado, me lo encontré casi no se ni como. Andaba yo asqueado por la cantidad de turistas, tiendas y similares elementos de los que esta lleno el barrio antiguo de Qibao (convertido como no en trampa turística). Cuando alejado un poco del gentío acabo yacercándome al templo de Qibao. Allí de casualidad mientras tomaba algunas fotos vi a una señora vestida con una túnica negra salir correteando por un pasillo, y como no, la seguí.

  Los monjes esperaban en fila y los que no se percataron de mi presencia charlaban animadamente. No tardaron ni un segundo en dejarme claro que no podía estar allí y no me tuvieron que decir dos veces que me fuera. Sin embargo tras interrogar a una ancianita muy amable me entere de que algo se cocía, así que me quede en las cercanías.

  Los monjes acompañados del sonido de un gong y varios otros instrumentos comenzaron la marcha saliendo del templo y recorriendo una parte del barrio viejo. Tras la larga marcha y una vez de vuelta comenzaron los rezos y oraciones (entonadas por todos los monjes y feligreses, impresionante). Mientras, yo (supongo que nadie tenia claro si tenia permiso para sacar fotos o no), pude pulular alrededor, sacando fotos. Aunque llegó el momento que me dijeron que no sacase mas fotos dentro del templo y formal me dedique a disfrutar de tan raro evento.

  Este es un evento que se organiza una vez al año en diferentes templos de la ciudad, tiene como objetivo honrar a los muertos y ayudarlos en su viaje al mas allá. Para ello se ora, se anda en procesión y se quema el susodicho dinero de los muertos (para comprar el pase al cielo o la salida del infierno o perdón por los pecados cometidos en vida por los difuntos) entre otras ofrendas. Buen ejemplo era Yu-xiang una mujer de avanzada edad que oraba por su recientemente fallecido marido.

  Tras finalizar las oraciones y los cánticos salimos todos a la entrada del templo donde se prendió fuego a las ofrendas y se realizaron otros rezos a diferentes dioses del panteón budista. Seria largo y tedioso explicar por que y como cada monje hizo que cosa, o que rol tiene quien (y muchos porqués los desconozco).

    (Especiales gracias a Blake y su esposa que se molestaron en explicarme varias cosas y también gracias a las ancianitas feligresas que consiguieron hacerse entender tan bien y prestaron su conocimiento a una mente joven y curiosa!)

  El segundo evento se trata de algo que iba buscando a Shanghai, La bienal de arte. Lo se, lo se, la mitad e los que me conoces pensáis que ya habéis leído suficiente, que si me pongo a teorizar sobre cada obra podemos tirarnos todo el día con palabrería que suena mas rara que el chino. Tranquilos, aburriros no es mi intención.

Podría contados como me junté con un grupo guiado de italianos o como me pare a discutir sobre arte moderno con un grupo de tailandeses pero eso os da igual.

Sobre la bienal, diré que después de algunos museos y exposiciones en Shanghai, decepcionó. Demasiado video arte, demasiado conceptual, demasiado abstracto (incluso para mí). En resumen, no me pareció gran cosa comparado al panorama artístico y cultural de la ciudad.

Bueno, os pongo cuatro fotos y os dejo de molestar.

IMG_2167

IMG_1859IMG_1926IMG_1824IMG_1765 IMG_1690 IMG_1581 IMG_1475 IMG_1358