Archivo de la etiqueta: turismo

La montaña del tigre y el dragon, el parque tematico taoísta.

Quería escribir esta entrada del blog ya en frío y tras un tiempo. Y es que ningún lugar, persona o viaje te puede dejar indiferente. Pero no siempre las impresiones que tenemos son positivas.

  Sabia a lo que me enfrentaba cuando cogí un tren de 15 horas a la provincia limítrofe de Jianxi, mas exactamente a la ciudad de Ying Tan. La ciudad en si no me interesaba, lo que me interesaba era LongHu Shan (La montaña del tigre y el dragón).

  No os voy a dar mucho detalle sobre la importancia o historia del lugar, ya que la misma wikipedia puede hace el trabajo. Pero si os diré que se trata de la cuna del Taoismo y una de las 4 montañas sagradas de esta religión ancestral.

  Sabéis ya de buena mano que me gusta todo lo que es cultura, tradición etc y aborrezco bastante todo lo turístico, superficial y falso.

  Pues venia yo con la idea de que me iba a encontrar con algo de turismo (No mucho, ya que es invierno y en estas latitudes hiela a temperaturas de 10 grados bajo cero y no hay calefactores etc, lo que hace el viajar un poco incomodo, aparte de las pocas hora de sol). Pero también pensaba que iba a ser capaz de hacer un poco de trecking por la zona y visitar lugares un poco mas apartados como me había pasado en la zona de los tulous. Pues no.

  La montaña del tigre y el dragon si un día fue cuna del taoísmo y lugar de peregrinación ahora no es mas que un parque temático donde montones de chinos con cámaras reflex flasean cada rincón de su impresionante paisaje. Olvidarse de hacer senderismo, no hay caminos fuera de las pasarelas y escaleras que para pisar hay que pagar y están llenas de ruidosos chinos de traje y sus mujeres en taconazos marcando paso en las pasarelas.

  Es un sitio bonito de ver pero hay se queda la historia. 25 euros de entrada que nos dan acceso a autobuses, un viaje en barca y una serie de espectáculos (me dio muchísima PENA como tratan a los cormoranes en las demostraciones de pesca con cormorán, lo que me quito las ganas de incluso sacar fotos) durante un día (si se llega mas tarde las dos de la tarde cubre el día siguiente).  Pero no aconsejo ir si lo que se busca es realmente aprender, entender o tener alguna experiencia cultural alrededor del taoísmo.

  Sin embargo si os voy a hablar de un lugar cercano a LongHu shan. Menos conocido y que fue mucho mas interesante.

  Fuera de lo que es la zona turística hay algunos pueblos que no viven tanto del turismo como el mas cercano que si ofrece algunos restaurantes y alojamiento (a precios asequible si se busca y se pregunta un poco por la zona).

  Fuimos pues a ver una de las figuras icónicas de la zona, una gran roca muy vertical que es no menos que curiosa de ver, la montaña del cuerno podría ser una traducción valida para su nombre chino. Pero antes de llegar subimos a una colina cercana en cuya cima hay un templo. Exploramos un poco mas y nos encontrado con varias capillas taoístas y budistas así como tres mujeres que vivian allá cuidando de los templos. Nos invitaron a comer y nos explicaron sobre los templos y su historia. Una de esas experiencias positivas que salvan un viaje que no malo, pero que no cubrió mis expectativas.

IMG_3266

IMG_3159

IMG_3114

IMG_3036  IMG_2968

IMG_2959

IMG_2954

IMG_2930

IMG_2900

Anuncios

Cartas desde Xiamen 1 Tras un tiempo en china.

  Dice la leyenda que el hombre escribía cada noche y que cada mañana quemaba las cartas con una oración. ‘’Viento haz que mi voz llegue a donde las letras no pueden llegar, haz que aquellos que piensan en mi disfruten de mi felicidad tanto como yo lo hago. Viento ayúdame a llegar al fin del mundo.’’

  Y así dice la leyenda que los seres amados sentían las palabras de aquel viajero, palabras que llegaron antes y palabras que llegaron después. Cartas que el viento, fiel mensajero siguió haciendo llegar durante largo tiempo. 

  Así son las cartas, no siempre llegan a tiempo y así es que las cartas desde Xiamen llegan con un año de retraso. 

 22 de noviembre de 2013. 

  A todo aquel que me lea y a todo aquel que escuche el susurro del viento. 

  Xiamen ha resultado ser un golpe menos duro de lo que pensaba tras pasar por Hong-Kong. Sin embargo los primeros meses estudiando el idioma nativo del gigante asiático han sido una experiencia indescriptible. 

  Me entra la risa pensando en el primer día, cuando en una miniban junto con un filipino, un canadiense, una alemana y otra chica de Europa del este veía como la ciudad quedaba atrás dando paso a la zona rural , en lo que se suponía era el camino a la universidad donde viviríamos y estudiaríamos un año entero. Engañados completamente resulto que no íbamos a estudiar en el campus universitario de la famosa y prestigiosa universidad de Xiamen situado en el centro de la isla y la ciudad, sino en el nuevo campus. 

  Una risita nerviosa fue la respuesta al comentario de una de las chicas ‘’No nos estarán secuestrando no?’’

  Los siguientes tres meses han sido curiosos, estudiando muchísimo, conociendo personas de alrededor de todo el mundo, saliendo mucho de fiesta y disfrutando de lo que china ofrece. Eso si, con las vacas pastando al otro lado de la reja, pocos metros de mi ventana.

  Graciosos recuerdos de mis primeros días en China. Casi tres meses fuera de casa, mi salto mas grande (y único fuera de Europa) y mas largo en tiempo también. Las diferencias culturales son tremendas, comida (la comida española se parece mas a la china que la de los restaurantes ‘’chinos” de España), los horarios (cenar a las 6 de la tarde?), las distancias (tengo que coger un autobús de una hora para ir al baño?), el baño (retrete, para que? Si se pueden hacer agujeros en el suelo.), el idioma (creéis que aprender caracteres es complicado? Pues pensad que entre preguntar como ir al lavabo y decir que somos monos con pelo en los sobacos se dice… Igual… Risas aseguradas con el chino y sus tonos). Pero bueno, a pesar de todo, a día de hoy sigo vivo y coleando tanto así que me he acercado un día a ver los TULOUS.

  Suena a francés pero no, los tulous son chinos y muy a pesar de la inteligencia americana de la época de  la guerra fría, no son silos de misiles sino edificios que datan de los siglos 15 o 16. Se trata de enormes estructuras de adobe, en su mayoría circulares con altos y gruesos muros capaces de albergar comunidades de varios cientos de personas. Creados como estructuras defensivas ahora son atractivo turístico y patrimonio de la humanidad y aunque quedan varios habitados e incluso uno habilitado como hotel la mayoría son atracciones turísticas.

  No me pondré a hablar de los Hakka (la minoría que tras migrar a la provincia tuvo que ocupar las montañas y construyeron los tulous como vivienda y estructura defensiva contra bandidos y otro peligros) ni de las principales aldeas donde encontrar estas estructuras, para ello tenéis muchísima información en internet y guías. 

_MG_0895 _MG_0906 _MG_0942 _MG_1213 _MG_1216 _MG_1217 _MG_1222