Archivo de la etiqueta: Luzon

Visita a los Ifugao

No podría contaros ni la mitad de las historias de mis viajes aunque me pasara dos horas al día escribiendo. A menudo no tengo acceso a internet, aveces incluso no tengo acceso a electricidad y las experiencias son tantas y tan intensas que no podría resumir un día en dos horas escribiendo.

  Así que no me queda mas remedio que contar anécdotas sueltas y resumir mucho.

  Esta vez os hablare de los IFUGAO. Durante mi segundo viaje a filipinas me deje caer por el norte de la provincia de Luzon. Las primeras impresiones no fueron buenas en absoluto, un autobús repleto de turistas de todas las nacionalidades de Manila a Banaue, no pintaba nada bien.

  La salida a las 21:00 dio comienzo a un traqueteo constante que no ceos hasta que poco después del amanecer nos plantamos en las cercanías del pueblo. Un par de compañeros se me unieron rechazando los conductores de triciclos, coches etc que nos ofrecían llevarnos al pueblo que resulto estar a menos de 5 minutos andando. Compañeros que como me duraron ya que se pusieron a buscar cama en el pueblo mientras yo me decidí a explorar antes de meterme mas a fondo en la provincia de Ifugao.

  Unas horas repletas de eventos me acompañaron en los primeros pasos de lo que seria un largo camino. Una niña fue atropellada por una moto, un tallador de madera me mostró como acababa su obra y un amigable señor me invito a tomar te a su casa. Sin darme cuenta y respondiendo siempre ‘’No lo se’’’a la pregunta de: ‘’A donde vas?!’’ Me di cuenta de que ya había andado varios kilómetros en dirección a Batad. El nombre del pueblo me sonaba así que seguí adelante.

  Siempre seguiré resaltando la calidez de las gentes cuando te alejas de los lugares turísticos, el viaje de costar 250 pesos/5 euros (Una barbaridad) paso a ser gratis cuando los motociclistas pasaban y ponían caras de asombro cuando les decía que pretendía andar hasta Batad.

Fue una larga caminata, y mas aun por que me desvíe visitando pueblos, plantaciones de arroz y me pare a echar una siesta al mediodía, pero Batad apareció entre los valles montañosos y tras una agónica subida con los últimos rayos del astro rey.

  Iva aconsejado de buscar un lugar en concreto, Ramos home stay (el albergue de Ramon). Y allá me planté, me pegué una austera cena y alquile una habitación para una noche.

  La mañana siguiente conocí a Ramon y me quede en Batad 5 días con el.

  Ni siquiera resumiendo podría hablados de los 5 días en Batad entre sus gentes. Las terrazas de arroz que son patrimonio de la humanidad y el mayor atractivo turístico de decenas de turistas que llegan para pasar el día en el valle apenas atrajeron la atención de mi cámara. El segundo día conversando con Ramon decidimos visitar al herrero al que hice un encargo, encargo que el día siguiente vería como se realizaba, grabaría con foto y video el trabajo de este artesano del metal y la madera. También compraría un pollo y como Jesus que dio de comer a 1000, entre el pollo y lo que se fue sacando de aquí y allá comimos 10.

  Visitas al tallador, a la mujer que seguía tejiendo las ropas tradicionales, al cura, a los granjeros de arroz. No voy a negar que visitase y me bañase en la increíble cascada que hay al inicio del valle, lo que si voy a negar es que una de las mayores atracciones turísticas como es dicho lugar fue de las cosas que menos me impacto y me gusto.

  Cada día le decía a Ramon:

-Mañana seguiré camino, por el camino del final del valle hacia el proximo pueblo.

  Y cada día me quedaba por que Ramon me decía que había algo que ver o que hacer el día siguiente. El cuarto día fue emocionante en muchos sentidos.

  Para los que no conozcáis la historia de los 44 de mindanao, resumiendo, en filipinas hay rebeldes en el sur y hay tregua con ellos por lo que el gobierno no puede mandar a las tropas militares. Pero mandaron una boleada de 44 policías (así mandaban a gente sin romper la tregua), los susodichos 44 heroes cayeron en una emboscada y murieron todos. Uno de los jóvenes del pueblo estaba en la segunda oleada que fue retirada inmediatamente y por ello fue que se celebro una fiesta.

  Misa, risas, historias, mucho licor de arroz y un banquete tremendo tras la matanza despeine y cocina de un cerdo de buen año.

  Fue el dia siguiente con la promesa de volver algún día y ayudar de algún modo a Ramon a cumplir su sueño que me despedí y me puse denuedo en camino.

Contento como estaba hecha la mirada atrás, no había encontrado un pueblo donde la gente aun vestía en taparrabos o cazaba con lanzas, pero había encontrado gente con una fuerte voluntad en preservar su cultura y tradición y experimentado esta en buena medida. Seguí andando colina arriba dejando atrás los tejados de paja y chapa de Batad.

Home decoration/ decoración de hogar At home/ En casa Tejedora/ Weaver
Herrero/ blacksmith chat before mass/ charla antes de la misa. Wood carver/Talladortrabajo/work Agustin Rice terraces/ terrazas de arroz worker feet/ pies de trabajador pig meal/ cerdo para comer

Anuncios