Días de invierno

  Es bastante apropiado decir que este invierno para mi ha sido de solo cinco días y es que los últimos dos inviernos los he pasado en climas cálidos.  Ya lo se, hablar del tiempo se hace cuando no tienes nada mas que contar, pero de hecho… Tengo MUCHISIMO que contar.

  Este viaje a visitar a un par de amigos empezó un lunes, tren a Wenling, una pequeña localidad cercana a la ciudad de Taizhou, ciudad sin atractivo turístico alguno, muy industrial y en general fea, muy contaminada y con una mala calidad de aire. Pero allí me encontré exactamente con lo que buscaba.

  Buscaba en esta etapa del viaje sacar fotos sobre la industria del desmantelaje de productos electrónicos en la ciudad, una de las paradas de este tipo de desperdicio mas importantes de china y del mundo. Bueno pues decir que lo conseguí, pude pasar un tiempo en una planta de desmantelaje hablando con los trabajadores y sacando fotos. Muchísimas gracias a yaxiao, quien me acogió en su casa y me ayudo mucho con la búsqueda del sitio.

  Martes a la mañana  tocaba coger un segundo tren a Shanghai, donde también iba a vivir en casa de alguien. Un muy buen amigo del que os he hablado en la anterior entrada del blog. Si, el que se casó. No me extenderé contando sobre mis peripecias en la gran ciudad pero si diré que Shanghai a sido:

-Frio, cultura, arte, ceremonia de te, amigos, sitios altos, muchas luces, gastronomia, latas de sard… digo; metros y mucho mas.

  Sobre lo que si hablare es de dos eventos un poco mas especiales que he podido presenciar durante estos días

– El primero, totalmente improvisado, me lo encontré casi no se ni como. Andaba yo asqueado por la cantidad de turistas, tiendas y similares elementos de los que esta lleno el barrio antiguo de Qibao (convertido como no en trampa turística). Cuando alejado un poco del gentío acabo yacercándome al templo de Qibao. Allí de casualidad mientras tomaba algunas fotos vi a una señora vestida con una túnica negra salir correteando por un pasillo, y como no, la seguí.

  Los monjes esperaban en fila y los que no se percataron de mi presencia charlaban animadamente. No tardaron ni un segundo en dejarme claro que no podía estar allí y no me tuvieron que decir dos veces que me fuera. Sin embargo tras interrogar a una ancianita muy amable me entere de que algo se cocía, así que me quede en las cercanías.

  Los monjes acompañados del sonido de un gong y varios otros instrumentos comenzaron la marcha saliendo del templo y recorriendo una parte del barrio viejo. Tras la larga marcha y una vez de vuelta comenzaron los rezos y oraciones (entonadas por todos los monjes y feligreses, impresionante). Mientras, yo (supongo que nadie tenia claro si tenia permiso para sacar fotos o no), pude pulular alrededor, sacando fotos. Aunque llegó el momento que me dijeron que no sacase mas fotos dentro del templo y formal me dedique a disfrutar de tan raro evento.

  Este es un evento que se organiza una vez al año en diferentes templos de la ciudad, tiene como objetivo honrar a los muertos y ayudarlos en su viaje al mas allá. Para ello se ora, se anda en procesión y se quema el susodicho dinero de los muertos (para comprar el pase al cielo o la salida del infierno o perdón por los pecados cometidos en vida por los difuntos) entre otras ofrendas. Buen ejemplo era Yu-xiang una mujer de avanzada edad que oraba por su recientemente fallecido marido.

  Tras finalizar las oraciones y los cánticos salimos todos a la entrada del templo donde se prendió fuego a las ofrendas y se realizaron otros rezos a diferentes dioses del panteón budista. Seria largo y tedioso explicar por que y como cada monje hizo que cosa, o que rol tiene quien (y muchos porqués los desconozco).

    (Especiales gracias a Blake y su esposa que se molestaron en explicarme varias cosas y también gracias a las ancianitas feligresas que consiguieron hacerse entender tan bien y prestaron su conocimiento a una mente joven y curiosa!)

  El segundo evento se trata de algo que iba buscando a Shanghai, La bienal de arte. Lo se, lo se, la mitad e los que me conoces pensáis que ya habéis leído suficiente, que si me pongo a teorizar sobre cada obra podemos tirarnos todo el día con palabrería que suena mas rara que el chino. Tranquilos, aburriros no es mi intención.

Podría contados como me junté con un grupo guiado de italianos o como me pare a discutir sobre arte moderno con un grupo de tailandeses pero eso os da igual.

Sobre la bienal, diré que después de algunos museos y exposiciones en Shanghai, decepcionó. Demasiado video arte, demasiado conceptual, demasiado abstracto (incluso para mí). En resumen, no me pareció gran cosa comparado al panorama artístico y cultural de la ciudad.

Bueno, os pongo cuatro fotos y os dejo de molestar.

IMG_2167

IMG_1859IMG_1926IMG_1824IMG_1765 IMG_1690 IMG_1581 IMG_1475 IMG_1358



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s